Trastornos del sueño y del dormir

febrero 19, 2010

Anuncios

11 comentarios to “Trastornos del sueño y del dormir”

  1. akurion Says:

    Título:E comportamiento durante el dormir como manifestación de epilepsia: una revisión del tema. (Spanish)Idioma:SpanishAutores:Jiménez-Genchi, Alejandor1 alegenchi@yahoo.com.mx
    Medellí-Puyou, Silvia
    Aunque es bien reconocida la existencia de una relaciOn entre la epilepsia y el dormir, son poco conocidas las epilepsias que se manifiestan mediante conductas motoras durante el dormir. El presente trabajo presenta una breve revisión de los aspectos clínicos, diagnósticos y terapéuticos de las conductas motoras de origen epiléptico que ocurren durante el dormir. En las últimas dos décadas se han descrito tres tipos de conductas motoras: a) Los vagabundeos nocturnos episódicos, caracterizados por comportamientos complejos en el dormir que incluyen el dejar la cama, deambular, tornar objetos e incluso conductas violentas; b) La distonía paroxfstica nocturna consistente en movimientos distónicos de la cabeza, el tronco y extremidades, de corta duración y muy estereotipados; y, c) Los despertares paroxísticos, los cuales comprenden la apertura súbita de los ojos y expresiones faciales de miedo o confusion, de muy corta duración. Se presentan con mayor frecuencia en hombres, entre los 10 y 20 anos de edad, y las evaluaciones clínicas, por EEG e imágenes cerebrales suelen ser normales. El polisomnograma con monitorización audiovisual es el estudio que permite confirmarlos. Los eventos ocurren en las rases 2, 3 y 4 del sueño sin movimientos oculares rápidos. El foco de actividad epiléptica se localiza predominantemente en el lóbulo frontal y con mucha menor frecuencia, en el lóbulo temporal. El tratamiento con anticonvulsivos, especialmente la carbamacepina, produce mejoría notable. Estos comportamientos nocturnos deben ser considerados en la evaluación de las parasomnias típicas (sonambulismo, terrores nocturnos, trastorno de conducta del sueño MOR), así como de la somnolencia excesiva diurna. [ABSTRACT FROM AUTHOR]

  2. akurion Says:

    Título:Alteraciones del sueño y estrés postraumático en mujeres víctimas de asalto sexual. (Spanish)Idioma:SpanishAutores:Escobar-Córdoba, Franklin1
    Folino, Jorge Oscar2
    Schmalbach, Javier Eslava3

    Introducción: Las alteraciones del sueño y los síntomas por estrés postraumático están presentes en víctimas de asalto sexual, siendo importante determinar su frecuencia y asociaciones posibles. Objetivo: Explorar la existencia de alteraciones del sueño y síntomas por estrés postraumático en mujeres víctimas de asalto sexual. Material y métodos: Se realizó una revisión sistemática de la literatura en bases de datos bibliográficas, incluyendo todo tipo de estudios en mujeres adultas menores de 45 años, publicados en inglés y otras lenguas desde 1966 a 2005. Resultados: Se identificaron 25 estudios sobre el tema, los cuales mencionan una frecuencia de alteraciones del sueño elevada en mujeres víctimas de asalto sexual y de manera similar síntomas de estrés postraumático. La información recolectada por los estudios se basa en datos clínicos y uso de escalas principalmente. Solo un estudio basado en polisomnografia muestra alteraciones microestructurales en el sueño de sujetos con trastorno por estrés postraumático. Conclusiones: La presencia de alteraciones del sueño y síntomas por estrés postraumático tienen mayor frecuencia en víctimas de asalto sexual clínica y estadísticamente significativas en comparación con la población general. [ABSTRACT FROM AUTHOR]

  3. akurion Says:

    Título:Abnormal sexual behavior during sleep.Autor(es):Della Marca G; Dittoni S; Frusciante R; Colicchio S; Losurdo A; Testani E; Buccarella C; Modoni A; Mazza S; Mennuni GF; Mariotti P; Vollono C

    INTRODUCTION: Automatic, uncontrolled, and unaware sexual behaviors during sleep have occasionally been described. The clinical and polysomnographic features of nocturnal sexual behavior allow it to be considered a distinct parasomnia named “sexsomnia”. Recently, abnormal sexual behaviors during sleep have been evaluated in the forensic medical context because violent behaviors can be associated with this parasomnia. AIM: To describe the clinical and polysomnographic findings in three patients who referred to our sleep laboratory for sleep disorders and who reported episodes of sleep-related sexual activation. MAIN OUTCOME MEASURES: We analyzed video-polysomnographic recordings, sleep structure, sleep microstructure, and sleep-related respiratory events. METHODS: The patients were three males aged 42, 32, and 46 years. All had unremarkable medical, neurological, and psychiatric histories. All underwent full-night polysomnography. RESULTS: Each patient presented a distinct sleep disorder: one had severe obstructive sleep apnea syndrome (OSAS), one presented clinical and polysomnographic features of non-rapid eye movement (NREM) sleep parasomnia (somnambulism), and the third presented clinical and polysomnographic features of rapid eye movement behavior disorder. CONCLUSIONS: In our patients, the clinical and polysomnographic findings suggest that abnormal nocturnal sexual behavior can occur in association with distinct sleep disorders, characterized by different pathophysiologic mechanisms and distinctive treatments. Abnormal sexual behaviors during sleep should be investigated with polysomnography in order to define their pathophysiology and to establish appropriate treatments.

  4. akurion Says:

    Título:Sobre el goce y la demanda del Otro en la pesadilla. (Spanish)Título alterno:Nightmare: enjoyment and request of the Other. (English)Idioma:SpanishAutores:Cosimi, Alfredo1 cosimi@mdp.edu.

    A través del estudio de dos clases del seminario La angustia de Jacques Lacan, se presentará la forma en que se articulan el goce del Otro y la demanda del Otro en la pesadilla. Se incluirá además un fragmento clínico que permite apreciar esa articulación. Finalmente, a partir de la posible relación entre forclusión y pesadilla, se discutirá una objeción a la teorización presentada [ABSTRACT FROM AUTHOR]

  5. akurion Says:

    Parasomnias

    Son fenómenos motores, verbales o sensaciones, episódicos, fisiológicos o conductuales, frecuentemente indeseables, que ocurren durante el sueño, o en la transición Sueño-Vigilia. Dependiendo de la fase de sueño en que se producen se dividen en:

    Trastornos del despertar: Terror nocturno, Sonambulismo, Alertamiento confusional.
    Parasomnias del sueño REM: Pesadillas, Trastornos de conducta del sueño REM, Parálisis del sueño, erecciones dolorosas relacionadas con el sueño, ausencia de erección nocturna, asistolia nocturna durante el sueño REM
    Trastornos de la transición Vigilia – sueño: Movimientos rítmicos del sueño, sobresaltos del sueño o sacudidas hípnicas, somniloquias y calambres nocturnos de las piernas.
    Parasomnias no vinculadas a fase de sueño especifica: Síndrome de la muerte súbita del lactante, enuresis, bruxismo, deglución anómala nocturna, distonía paroxística nocturna.

  6. akurion Says:

    Las ritmias motoras pueden aparecer en niños
    con inteligencia normal, pero cuando persisten en edades
    más avanzadas, las sacudidas son más violentas y se asocian
    a problemas psicopatológicos.
    http://www.clinica.divisionescolpsic.org/articulos-docs/Insomnio_infancia.pdf

  7. akurion Says:

    b) Mioclonías fisiológicas del sueño: también llamadas sobresaltos
    del sueño o sacudidas hípnicas, se caracterizan
    por sacudidas bruscas y aisladas del tronco, cuello,
    extremidades y, a veces, el cuerpo entero, que tienen lugar
    al inicio del sueño [47]. Éstas provocan una reacción de
    angustia y pueden suponer una dificultad para conciliar el
    sueño. Las sacudidas son asimétricas y no periódicas y
    aparecen de forma espontánea o provocadas por un despertar.

  8. akurion Says:

    5. Parasomnias relacionadas con la epilepsia. A veces los despertares
    que se producen por esta causa hacen pensar a la
    familia que se trata de despertares por no poder conciliar el
    sueño y acuden a la consulta porque el niño no duerme. Es
    fundamental prestar atención a los siguientes aspectos:
    a) Despertares paroxísticos episódicos: caracterizados por
    un despertar brusco, con apertura ocular, grito con expresión
    de miedo, taquipnea y taquicardia, adopción por parte
    del paciente, en ocasiones, de una postura distónica con
    temblor en las manos [62-64]. Los episodios duran unos
    segundos y, a continuación, el paciente se duerme. Se repiten
    hasta 15 veces en la noche y, a la mañana siguiente,
    el paciente sólo tiene una vaga sensación de haber tenido
    un mal sueño. Los episodios comienzan a partir de los
    nueve años. No hay antecedentes familiares de epilepsia,
    pero sí de otras parasomnias, tales como errabundismo,
    sonambulismo, terrores nocturnos o somniloquias. Los
    EEG de vigilia y sueño son normales. Las crisis llegan
    durante el sueño NREM y suele haber una fragmentación
    del sueño, que es la causa de hipersomnia diurna, con dificultad,
    a veces, para conciliar el sueño durante la noche.
    Peled et al [62] han observado EEG ictales caracterizados
    por descargas de complejos K paroxísticos. Montagna [63]
    ha descrito descargas alfa en sueño lento profundo.

  9. akurion Says:

    c) Epilepsia frontal nocturna autosómica dominante (distonía
    paroxística nocturna) [68]: se trata de una epilepsia del
    lóbulo frontal [69-71]. Produce un despertar brusco con
    posturas distónicas y movimientos que desaparecen rápidamente,
    después de los cuales el paciente vuelve a dormirse.
    Aunque el paciente parece estar despierto durante la
    crisis, no es consciente. Sin embargo, a la mañana siguiente
    tiene un vago recuerdo de lo ocurrido. La duración del
    episodio es de alrededor de un minuto y puede ocurrir con
    una frecuencia de más de 20 crisis en la noche. Las crisis
    se inician entre los 3 y los 47 años de la vida. Aparecen
    generalmente durante las fases 3 y 4 del sueño NREM. Los
    trazados EEG interictales e ictales con electrodos de superficie
    son normales. En registros con electrodos profundos
    se observan focos de puntas en la región frontal orbitofrontal
    [66,72].


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: